Contempla el mundo como si hubieras salido de debajo de una piedra. Conéctate por interés, no por miedo. Como si fueras un turista en tu propio país, interésate por los demás. Todos te ven como una enciclopedia andante. Muestra interés y sonríe. Así que: cabeza alta saluda y despídete.